lunes, enero 29, 2007

España: El Sector privado en la sanidad Española

En España existen cinco subsectores significativos dentro del sector sanitario privado:

1. Servicios asistenciales privados contratados por el sistema público. Lo constituyen un conjunto de hospitales y clínicas privadas (financiación y compra pública, provisión privada).


2. Empresas sociales privadas con financiación pública. (financiación pública, compra y provisión privadas), formado por tres componentes:

  • El Mutualismo Administrativo, cuyos afiliados han elegido la provisión privada;

  • Las empresas colaboradoras;

  • Las Mutuas de Accidentes de Trabajo

3. Las Conceciones Sanitarias. Hospitales de titularidad pública construidos con inversión privada bajo acuerdos que garantizan al inversionista la financiación por capitación, con fondos públicos, de la atención integral en salud de los pobladores de una región durante periodos de 10 o más años prorrogables.

4. Aseguradoras Privadas de Salud, que actúan, generalmente, bajo el régimen de doble cobertura. El aseguramiento público es obligatorio y universal (financiación, compra y provisión privadas)

5. Subsector privado “puro”. El usuario paga de su bolsillo la asistencia sanitaria que precisa, sin intermediación de ninguna entidad aseguradora, pública o privada (financiación y provisión privada, compra privada individual). Es muy difícil de cuantificar el volumen económico de esta actividad, aunque se considera muy minoritaria, debido al elevado coste de los tratamientos de larga duración y las intervenciones quirúrgicas, por lo que suele concentrarse en consultas privadas puntuales y, en algunos casos, procedimientos quirúrgicos poco costosos, con el fin de evitar las largas listas de espera del sistema público o para recibir prestaciones sanitarias no cubiertas por el sistema público.El futuro del subsector privado “puro”está asegurado por sus características específicas y la existencia de grupos de población y tipologías de actividad médica en la que este sector tiene su cuota de mercado que, incluso, podría ampliarse tanto en los consultorios privados para ciertas especialidades médicas, como en hospitalización para algunos grupos de población.

Para ampliar la información sobre El Sector Privado de Salud en España descargue en este enlace el documento "El Sector de Salud Privado en España" (hace click en el enlace y en la ventana que aparece repite click en el enlace download)

Servicios asistenciales privados contratados por el sistema público.

La mayor parte de la provisión privada concertada corresponde a la asistencia hospitalaria, si bien existen otros servicios concertados, como laboratorios, gabinetes radiológicos, etc, pero de mucho menor peso. Más del 30% de las camas hospitalarias pertenecen al sector privado, siendo sus principales clientes el sector público, las aseguradoras privadas, las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, las empresas colaboradoras y los usuarios que abonan directamente el servicio.Aunque no existen grandes redes hospitalarias privadas, sí existen acuerdos con determinadas aseguradoras (Asisa, Adeslas, Dkv) y una tendencia creciente a la asociación. Entre las clínicas independientes de aseguradoras están el Grupo Hospiten, de Tenerife, y el Instituto Dexeus, que pertenece a la empresa americana Columbia Healthcare Corporation.

Existe también un concierto para transporte sanitario de enfermos formado por ambulancias no asistenciales, vehículos colectivos, ambulancias asistenciales, vehículos todo-terreno, vehículos mixtos, aviones ambulancia, Cruz Roja y Vehículo 061 de urgencias sanitarias. El régimen de concierto del sector público con el sector privado podría transformarse en un futuro si se completa la introducción de un modelo de competencia organizada en la provisión de servicios sanitarios, con lo cual el sector privado puede demostrar todas sus potencialidades.

El Aseguramiento Privado

Dentro del sector seguros privados podemos identificar en un primer nivel a dos submercados: el submercado de seguros voluntarios y el submercado de funcionarios de la administración pública. La diferencia entre los dos mercados estriba en la fijación del precio; en el primero, son las compañías aseguradoras quienes establecen el precio, mientras que en el segundo caso lo determina la Administración.

Con respecto a los seguros voluntarios, cualquiera puede solicitarlos, aunque debido a la cobertura universal del sistema público de salud ello implica que el 12,5% de la población tiene cobertura doble (la pública más la privada contratada). Los precios varían bastante dependiendo de la edad y sexo del solicitante, aunque no son prohibitivos, pues el costo medio de la prima para un hombre de 30 años empieza a partir de €40 al mes, mientras que para la mujer es un poco más alto, unos €50 mensuales y en algunos casos además de las primas mensuales o anuales hay que pagar una cantidad por consulta.

Los seguros privados pueden utilizarse bien como complemento o como alternativa a la sanidad pública (este último caso es el de los funcionarios públicos del Estado); la ventaja del seguro privado es que las compañías tienen sus propias redes de hospitales, clínicas y laboratorios, por lo que los asegurados no tienen que esperar tanto para ser tratados. Es importante tener en cuenta que muchas de estas sociedades tienen periodos de carencia que pueden oscilar entre varios meses y 1 año antes de poder percibir algunos de sus servicios, especialmente en el caso de maternidad y de operaciones quirúrgicas; adicionalmente las compañías pueden insistir a los pacientes en que utilicen sólo médicos que sean miembros de su grupo. Sin embargo, la mayoría tienen programas que reembolsan el 80% de la factura de médicos de fuera del grupo. Las compañías de seguros privados de salud más importantes son
Adeslas, Asisa, Sanitas, Dvk y Mapfre Caja Salud .

Actualmente 7,05 millones de personas cuentan con seguros de Asistencia Sanitaria, 0,8 millones en seguros de Reembolso de Gastos y 1,5 millones en seguros de Indemnización o Subsidios, que al sumarlos representan aproximadamente un 21% de la población con seguros médicos privados. En las cuentas anteriores se incluye a la mayoría de los funcionarios públicos agrupados en las Mutuales Administrativas, que con financiación pública tienen la posibilidad de elegir entre sistema público y el privado; este colectivo tiene 2,5 millones de personas que representa casi el 5% de la población y un 85% elige la opción privada.

Para ampliar la información sobre el Seguro Privado en España descargue en este enlace el documento "El Seguro de Salud Privado en España" (hace click en el enlace y en la ventana que aparece repite click en el enlace download)

Las Concesiones Sanitarias: alianzas con el sector público para gestionar la prestación de servicios.

Dentro de las múltiples figuras que se han ido experimentando para garantizar la prestación de servicios de salud aparece una novedosa: la “concesión de obra pública”, figura que permite a una empresa privada optar a la construcción y/o gestión de una obra pública durante varias décadas, percibiendo por ello fondos públicos hasta que la empresa en cuestión amortice gastos y lógicamente, obtenga beneficios. En el caso del sector salud, la Administración pública dispone los terrenos y prepara una licitación convocando firmas interesadas en invertir en la construcción de un hospital; como contraprestación a esta inversión, la administración le permite al adjudicatario la explotación del hospital construido por un término de 10 o 15 años prorrogables 10 o 15 años más, asegurándoles un pago por capitación anual por cada ciudadano que resida en su área de influencia; al final de este periodo el Hospital debe ser entregado a la Administración pública. Este modelo garantiza la gratuidad para el ciudadano y la equidad, el control y la financiación por parte de la Administración Pública.

La primera experiencia de este tipo se registró en el hospital de Alzira (Valencia), en donde la Comunidad Valenciana “cedió” la gestión de un área sanitaria (la comarca de La Ribera, con 250.000 habitantes) a una Unión Temporal de Empresas (Adeslas 51%, Bancaja y CAM 45 %, ACS-Dragados 2 % y Lubasa 2%), que construyó un hospital, con una inversión final de 72 millones de € para su explotación.

Tras la primera experiencia con el Hospital de Alzira, la Generalitat Valenciana inició otras concesiones del mismo, con la finalidad de acercar a la población los centros sanitarios para que puedan ser atendidos sin desplazarse más de 30 minutos desde su localidad de origen.

Estas adjudicaciones garantizan la presencia de La grandes aseguradoras en la Comunidad Valenciana: Adeslas (Alcira), Asisa (Torrevieja y Elche), DKV (Denia) y Sanitas (Manises);
Las alianzas de estas aseguradoras privadas con entidades del sector financiero (Bancaja y la Caja de Ahorros del Mediterráneo-CAM) han sido la clave del éxito para impulsar las concesiones administrativas.

El Servicio Madrileño de Salud ya inicio un proceso similar para adjudicar la construcción y gestión de Hospitales, comenzando con el de Valdemoro Madrid el cual fe adjudicado en noviembre de 2005 a la empresa Capio y se espera inicie actividades a mediados del 2007.

Para ampliar la información sobre conseciones sanitarias descargue en este enlace el documento "Concesiones Sanitarias en España" (hace click en el enlace y en la ventana que aparece repite click en el enlace download)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

1 Comments:

At lun. ago. 04, 02:00:00 p. m., Blogger seguropia said...

Extensa y interesante explicación, creo que en parte me puede ser de utilidad para mi comparativa de seguros medicos que estoy llevando a cabo en mi blog personal de seguros medicos. Te invito a conocerlo Saludos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

javascript hit counter