miércoles, enero 24, 2007

España: Síntesis del Sistema de Salud Actual

El sistema de salud moderno de España nació en 1978 cuando el parlamento aprobó la Constitución española. Sin embargo, el sistema no fue completo hasta que se aprobó la Ley General de Sanidad en el 1986, la cual creó el Sistema Nacional de Salud por la integración de varios subsistemas sanitarios públicos; su finalidad es, según el artículo 1, “la regulación general de todas las acciones que permitan hacer efectivo el derecho a la protección de salud reconocido en el artículo 43 y concordantes de la Constitución”.

El Sistema Nacional de Salud español


El Sistema Nacional de Salud español es el conjunto coordinado de los servicios de salud de la Administración del Estado y los servicios de salud de las Comunidades Autónomas. Integra todas las funciones y prestaciones sanitarias, responsabilidad de los poderes públicos, al servicio de la salud de los ciudadanos. Sus características más relevantes son:

  • La universalidad del derecho a la asistencia sanitaria (con una cobertura aproximada de un 99,4% de la población),
  • La financiación pública a través de impuestos (90% Nacionales, 10% contribuciones e impuestos locales), y
  • La descentralización de su gestión en los gobiernos regionales.
Culminado el proceso de transferencias sanitarias a las Comunidades Autónomas, los responsables de la asistencia y prestaciones sanitarias en el territorio español son los servicios de salud de las Comunidades Autónomas (Las Consejerías de Sanidad y Servicios Regionales de Salud) y, en el caso de Ceuta y Melilla, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA). El Estado, a través del Ministerio de Sanidad y Consumo, se constituye en el garante de las prestaciones en cantidad y calidad en cualquier parte del territorio nacional. La red de hospitales asociados al seguro social es manejada por un organismo estatal INSALUD; para suplir deficiencias en la oferta pública, los servicios de salud dependientes de las administraciones públicas conciertan con hospitales privados la atención de los asegurados públicos bajo diversas modalidades como pueden ser los servicios concretos para reducir listas de espera, la adscripción del centro al sistema de sanidad público o la explotación de un centro público en régimen de concesión.

La asistencia sanitaria consiste en la prestación de los servicios médicos (ambulatorios, quirúrgicos y/o hospitalarios) y farmacéuticos necesarios para conservar la salud de sus beneficiarios; no genera gastos de bolsillo para los usuarios, ya que la comunidad autónoma corre con la financiación de los mismos, siempre y cuando el usuario haya realizado en el centro de salud más cercano el trámite para recibir la tarjeta sanitaria para el y para cada miembro dependiente, gestión durante la cual debe seleccionarse de la lista del equipo de médicos profesionales de dicho centro de salud, el que ha de ser su "medico de cabecera", quien regirá y vigilara todas las actividades de atención medica hospitalarias requeridas por el asegurado; en caso de no tramitar esta tarjeta sanitaria el derecho se reduce a asistencia sanitaria de urgencia, durante la enfermedad o el accidente hasta el alta médica (los menores de edad y las embarazadas conservan el derecho a la asistencia sanitaria aunque no estén empadronados). Los extranjeros pueden empadronarse, aunque se encuentren de manera irregular.

Más del 90% de la población utiliza este sistema para sus necesidades médicas, el cual tiene como puerta de entrada al médico de cabecera que en forma libre eligen los usuarios y a través del cual obtienen acceso al resto del sistema. La mayoría de los pacientes consiguen una cita con su médico en un día o dos desde la solicitud; para consultar a un especialista, los pacientes deben ser remitidos por el médico de cabecera, excepto en caso de urgencia. El tratamiento en hospitales es gratuito y los pacientes también tienen derecho a determinados servicios, prótesis, ortopedias, transfusiones, etc. de forma gratuita cuando resulte necesario. Desgraciadamente, como en la mayoría de los países europeos, las listas de espera para visitar a los especialistas o para intervenciones voluntarias o no urgentes suelen ser largas.

Por último, el sistema sanitario público español sólo cubre la atención sanitaria (con algunas excepciones); en cuanto a la salud dental es preciso tener en cuenta que la Seguridad Social sólo cubre las extracciones, por tanto los demás tratamientos dentales y los problemas ópticos van por la vía privada. El sistema de salud español además cubre el 60% de los gastos farmacéuticos de medicamentos incluidos en el vademécum oficial, siempre que estos sean prescritos por un médico del sistema en receta oficial y sólo pueden ser dispensados en farmacias; el 40% restante es abonado por cada individuo; algunos medicamentos no están cubiertos por la seguridad social.

Haciendo click en este enlace y en el botón download de la ventana que aparece podrá descargar el gráfico que ilustra los flujos financieros del Sistema de Salud Español: Flujos financieros SNS.

Datos Estadísticos y Financieros del Sistema Sanitario Español

Infraestructura: España en el año 2.005 contaba con 2.702 Centros de salud ambulatorios (6,3 x 100.000 hab.), en su totalidad públicos, y con 157.926 camas instaladas (3,59 x 100.000 hab.), de las cuales el 66.5% eran públicas a pesar de que de los 779 Centros Hospitalarios registrados tan solo el 38,6% eran oficiales.

Recursos humanos: para el año 2.005 habían registrados en los Colegios Profesionales 194.668 médicos para una tasa de 4,7 x 1.000 hab, de los cuales se estima que el 20% deja el País en busca de mejores condiciones por tanto se estima la tasa real en 3,9 x 1.000 hab, 21.055 odontólogos (0,5 x 1000 hab) y 225.487 enfermeros (5,5 x 1000 hab). En los Centros de Salud para el año 2.003 laboraban 29.428 médicos (0,7 x 1.000 hab) de los cuales el 82,2% eran Médicos de Familia y el 17,8% Pediatras; en tanto, en los Hospitales públicos laboraban para ese mismo año 54.298 médicos (1,3 x 1.000 hab) de los cuales el 26,7% eran de medicina y especialidades médicas, el 18,2% eran cirujanos generales y de diferentes especialidades, el 6,4% eran gineco obstetras, el 5,8% traumatólogos, el 4,6% pediatras. Actualmente se presenta una escasez de enfermeras y de médicos en las especialidades de Obstetricia y ginecología, pediatría, anestesiología, medicina interna, traumatología y algunas especialidades quirúrgicas que ha llevado a los gobiernos regionales de Extremadura, Castilla-La Mancha, Cataluña y Canarias, a salir al extranjero para reclutar a estos trabajadores cualificados.

Haciendo click en este enlace y en el botón download de la ventana que aparece podrá descargar el Documento: "España sin Médicos".

La utilización de los centros de salud en el año 2.003 representa una frecuencia de 7,4 por habitante/año, de las cuales el 86,8% fueron realizadas por el Médico de familia y el 13,2% por el Pediatra. A nivel especializado para el mismo año la frecuencia de hospitalización fue de 0,12, con una estancia media de 8,7 días, de las cuales el 77,9% fueron realizadas en los hospitales públicos; la frecuencia de consulta especializada fue de 1,6 y la de urgencias de 0,5 x 1.000 hab., de las cuales el 78,8% fueron atendidas en el sistema público; se realizaron 95,5 cirugías x 1.000 hab, de las cuales el 73,2% se realizaron en el sistema público y el 24,4% del total eran de tipo ambulatorio. Del total de 436 mil partos atendidos, el 23,9% fueron por cesárea y el 74% realizados en el sistema público.

En cuanto a los recursos financieros, el gasto sanitario total se estimaba para el 2.005 en 67.384 millones de euros (7,7% del PIB), de los cuales aproximadamente el 6,3% representa el gasto en seguros de salud, el 22,8% al gasto privado que no es de seguros y el 71.4% correspondía al gasto público; de este último, el 91,9% era manejado en forma descentralizada y tan solo el 8,1% estaba a cargo de la administración central. El gasto público se destina en un 16% a la atención primaria, un 52% a servicios hospitalarios y especializados, 22,3% a farmacia, 4,1% a servicios colectivos y de salud pública, un 1,7% para traslados, prótesis y aparatos terapéuticos y, finalmente, un 3,9% para gastos de capital.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

At mar. feb. 20, 04:22:00 p. m., Anonymous neida said...

Ola Jaime!! Me gusto mucho tu artículo, soy estudiante del mestrado de salud e desarroyo en el Instituto de Higiene e Medicina Tropical en Portugal. Grácias!!!
Neida

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

javascript hit counter